Las 2 trampas que están arruinando tu presencia en redes sociales (y tu moral)

Las 2 trampas que están arruinando tu presencia en redes sociales (y tu moral)

Tu perfil de Instagram es una fuente de recursos para tu negocio.

Nunca un canal de comunicación directo con tu audiencia había sido tan barato.

¡Qué digo barato: gratis!

Ese es el problema, si te hubieran pedido dinero para crearte tu perfil, antes de sacar la cartera, te hubieras planteado ¿para qué voy a usar esto en mi negocio?

Y si no hubieras encontrado una respuesta decente, no hubieras sacado la tarjeta.

Pero entonces, te abres un perfil en Instagram y aquí empieza la trampa: porque ni es gratis, ni es rápido.

[Tweet “Si costara dinero abrir un perfil de Instagram, te hubieras planteado ¿para qué voy la voy a usar?”]

Las 2 trampas de las redes sociales: gratis y rápidas

Sin duda, las dos trampas más extendidas sobre las redes sociales son:

1. Es gratis

Hasta que caes en la cuenta de que aquí, lo único que no es gratis es el tiempo que inviertes en tenerlas activas ¿cierto?

Porque entrar en Instagram es como entrar en un agujero negro que se come tu tiempo, a cambio de obtener casi nada.

Sin embargo, ves como a otras personas el tiempo invertido les cunde, por la comunidad que están creando en torno a su negocio.

Y otro de los engaños es que …

[Tweet “En Instagram lo único que no es gratis es el tiempo que inviertes en tener activa tu cuenta ¿cierto?”]

2. Es rápido

Si está claro, a ti no te importaría invertir tu tiempo en ello.

Si fuera efectivo ¡claro!

Estás harto de poner en práctica todos esos mitos y consejos para hacer crecer tu cuenta de Instagram rápidamente, pero realmente no sabes qué papel cumple dentro de tu negocio.

Cuando tu realmente lo que quieres es vender más servicios.

Y es verdad que todos los negocios lo tienen pero te preguntarás ¿les compensa el tiempo de publicar habitualmente, crear el texto, elegir, o incluso crear una foto, simplemente para tener algo “bonito?

¿Cómo tienen tanto tiempo?

Y es que parece que tu tiempo corre más rápido que el de los otros ¿verdad?

En definitiva que habrás comprobado por ti mismo que ni gratis, ni rápidas.

La receta slow life para la gestión de tus redes sociales

Vives a una velocidad de vértigo.

Y esa velocidad la trasladas a todos los aspectos de tu vida, incluido tu negocio.

¿Has probado a hacerle un hueco al “slow life”? Este movimiento que tanto beneficios tiene para tu salud, pero ahora aplicado a tu negocio. Más concretamente a la gestión de tu perfil en Instagram (o la red social que prefieras).

✔ Toma el control de tu tiempo y dejar de vivir “en una contrarreloj”

Concreta el tiempo que dedicas al desarrollo de tu perfil de Instagram: crear la publicación (imagen y redacción del texto), hacer mejoras en tu perfil, probar alguna herramienta nueva, …  Y ponle tiempo a la monitorización, es decir, a leer, contestar e interactuar con otros perfiles.

✔ Calma la velocidad de la actividad

Esto es sencillo si pones el foco en una única cosa que quieras conseguir y no pretendes llegar a todo. Por ejemplo: pon el foco a crear publicaciones que ofrezcan contenido de valor, tipo un mini post para el blog. De esta manera, conseguirás resultados en varios “frentes” que seguro que tienes abiertos, como son: aumentar seguidores, crear una comunidad, conseguir interacción en tus publicaciones, …

✔ Apuesta por actividades que desarrollen los valores de las personas

No tienes que poner en marcha cada truco y consejo que lees que funciona, en las redes sociales. Pon en marcha las acciones que se adapten a tu día a día, a la forma en la que trabajas, a tu forma de organizar tu negocio.

✔ Equilibra la vida privada con el uso de las tecnologías

Usar Instagram como parte de tu estrategia para aumentar tu conversión de follower a cliente, no significa “tener que” vivir en Instagram. No tienes que estar pendiente de contestar los comentarios, mensajes privados o cada actualización, de forma inmediata. Dedica un tiempo para ello, en días alternos por ejemplos.

✔ Dar valor a las relaciones interpersonales y con el entorno

Crear una relación sincera con tus seguidores, esto aumentará la confianza y credibilidad en tu negocio.


¿Qué te parece esta receta “slow life”? ¿Te sirve para enfrentarte a las dos trampas en las que estás atrapado?

Nos hablamos en los comentarios.

El factor que diferencia a los emprendedores de éxito de los que no prosperan

El factor que diferencia a los emprendedores de éxito de los que no prosperan

El pasado mes, durante una sesión estratégica con una pareja que gestiona un hotel muy bonito, al hablar sobre posibles acciones que podían llevar a cabo para ganar visibilidad, me dijeron: “Es que nosotros no sabemos nada de esto” (refiriéndose a temas de comunicación o cómo ser más visible).

Ante esta situación, siempre suelo contestar en la misma línea: “¿A que sabes mucho sobre gestión de hoteles?”. “Sí, claro”, me responden. “Sin embargo, yo no tengo ni idea” —añado yo—. “Entonces, si tuviera que gestionar mi propio hotel, debería pedir a algún profesional del sector que me mostrara cómo se hace”.

¿Dónde quiero llegar con todo esto?

A que lo mío es la comunicación, lo de hablar, lo de elegir entre diez palabras la más indicada para expresar eso que quieres transmitir y explicarte cómo decirle al mundo que tu negocio es único, porque, como tú, no hay dos.

Y los demás aspectos de mi negocio, ¿cómo los gestiono? ¿Me encargo personalmente, aprendo o delego?

 O tienes tiempo o tienes dinero

Considero que pagar a un especialista por hacer su trabajo nunca es un gasto superfluo, sino una inversión. Aunque en un principio pienses “Uf, gastarme ahora X en esto me viene mal”, la realidad (y la experiencia) me dicen que es la forma más inteligente y eficaz de que tu negocio avance.

Y no hablo de proyectos megagrandes, sino de tareas que necesitas realizar a diario en tu negocio.

¿Te suena lo de hacer una landing para conseguir suscriptores?

¿Te suena lo de redactar los textos de tu web?

¿Te suena lo de tener unas fotos que transmitan una imagen profesional?

Si quieres de verdad aprovechar el tiempo y aumentar tu productividad, hazme caso y no lo dudes: delega.

Además, seamos sinceros: el resultado que proporciona un profesional no tiene nada que ver con la cuestionable calidad que eres capaz de conseguir por ti mismo.

[Tweet “Si quieres aprovechar el tiempo y aumentar tu productividad, hazme caso y no lo dudes: delega.”]

Por lo tanto, tener tiempo o conocimientos amplios en un área tampoco deberían ser motivos para no externalizar.

 Delegar o cómo no perder el tiempo

¿Ha llegado el momento de plantearte crear un equipo de colaboradores en los que apoyarte?

Puede que no sepas responder con firmeza. Para ayudarte, te voy a contar los aspectos que yo tengo en cuenta para valorar la opción de contratar servicios para mi proyecto:

↗️ El conocimiento que tengo hasta ese momento en el área

Si lo que sé es suficiente para el nivel que necesito y el resultado puede ser profesional, me pongo manos a la obra yo misma. Sin embargo, cuando sería necesario invertir horas en aprender algo nuevo y no tengo garantías de que vaya a quedar como yo pretendo, busco a un profesional.

↗️ Las habilidades

Todos tenemos más destreza para realizar algunas tareas que otras. En mi caso, cuando voy a desarrollar algo concreto en mi proyecto, me pregunto: ¿se me da bien o mal? Si identifico una carencia, no pierdo tiempo y cuento con los servicios de un experto.

[Tweet “Te cuento los aspectos que tengo en cuenta para valorar contratar servicios para mi proyecto”]

↗️ Qué nivel de desarrollo necesito

Esto está relacionado con el primer aspecto que te comentaba: el conocimiento. Por ejemplo, si no tienes ni idea de cuestiones técnicas y eres poco hábil con la tecnología, lo adecuado sería contratar a un profesional cuando quieras montar la web de tu negocio o necesites resolver una incidencia.

↗️ Una hoja de ruta

Tener una guía paso a paso, preparada por un profesional, es una gran ayuda para que tú mismo puedas avanzar con cierta autonomía en ciertas acciones.

En mi caso, los temas de la web se me dan bien, tengo habilidades para ello y conocimientos (no profesionales, pero sí avanzados). Configurar un plugin para realizar una landing, me lleva muchas más horas de las que invierte un experto. Sin embargo, crear las landings una vez configurada la parte técnica más compleja, apenas me cuesta trabajo, por mis habilidades y conocimientos básicos. Así que, delego una parte y la otra, ahora que tengo tiempo, la desarrollo yo.

¿Tú qué tienes en cuenta para delegar algún aspecto de tu negocio? ¿Te cuesta mucho dar el paso? ¿Cuál es tu experiencia en torno a este tema? Te espero en los comentarios.

Sin esto sí que es difícil trabajar la comunicación de tu negocio

Sin esto sí que es difícil trabajar la comunicación de tu negocio

Ni comunicación, ni marketing, ni leches… Lo más difícil de hacer para que realmente funcione tu propio negocio es lograr precisamente eso: ¡que funcione!

Cuando trabajaba en la agencia de comunicación, me consumía la vida tener que ir cada día a teclear al mismo sitio, con el mismo horario y sin posibilidad de poder desarrollar más ideas que no fueran las establecidas por el triángulo cliente–jefe–equipo. Así que empecé a imaginar cómo sería mi vida si pudiera gestionar mi propio trabajo, marcar mis propios horarios y tomar mis propias decisiones sobre los clientes con los que quería trabajar.

Lo que comencé a imaginar una noche, lo volví a imaginar al día siguiente. Ordenar todas esas ideas, me dio la fuerza necesaria para dar el paso definitivo y apostar fuerte por mí misma y por la creación de mi propio negocio.

Siempre creo que lo que está en mi mano saldrá bien, porque soy una persona constante y peleona, pero no siempre la motivación es lo que más abunda en mi interior.

¿Te ocurre esto? Claro, es que eres humano.

[Tweet ” Soy una persona peleona, pero no siempre la motivación es lo que más abunda en mi interior.”]

Ni de comunicación, ni de marketing: hoy quiero que hablemos de ti

Para mí la clave del éxito en cualquier proyecto vital es la motivación. Lo habitual es empezar con mucha y que disminuya o aumente, en función de los resultados que vas obteniendo. Hasta aquí todo normal.

Ahora te voy a ser sincera: he pasado épocas con muy poca motivación. La falta de motivación acarrea pérdida de ilusión y, como consecuencia, aparecen la frustración y el bloqueo personal. Incluso surge cierto desencanto.

Para saber qué hacer si me vuelve a ocurrir, preparé un listado, en el que apunté cómo solventarlo, para no frustrarme más y recuperar la motivación. Quiero mostrártelo para que lo utilices si lo necesitas.

  • Pongo el foco en lo importante

    Probablemente esto sea lo que más me salva en mis épocas de pocas ganas para levantar un negocio. Así que me organizo para que lo esencial siga funcionando, pero no pretendo crear nada nuevo ni innovar, porque sé que me va a generar frustración.

[Tweet ” Esto es lo que hago para no frustrarme y recuperar la motivación por mi negocio.”]

  • Busco entretenerme con actividades que sí me motivan (y esto no es siempre fácil)

    Cuando estás desmotivado, centrarte en otras actividades que te animan, liberan o despiertan tu creatividad es una buena salida. En mi caso, lo que mejor funciona (por este orden) es: hacer deporte, dar un paseo con la música a todo trapo o cocinar. Y digo que no siempre es fácil porque cuando sientes desgana, no te apetece dedicarle tiempo a nada; ni a tus mayores aficiones.

  • Me escucho y me trato bien

    No puedo pretender estar siempre “a tope” porque soy humana; así que no me castigo mentalmente con ello, con frases del tipo “no estoy siendo productiva” o “debería estar haciendo tal y cual cosa”. Me centro en asumir que es una época de baja motivación e intento generar pensamientos positivos en torno a lo que he conseguido hasta el momento.

[Tweet “Cuando estás desmotivado, céntrate en actividades que te liberan o despiertan tu creatividad.“]

La cuestión no es parar, la cuestión es hacer más llevaderos los momentos del año en los que las ganas flaquean.

¿Qué haces tú cuando tienes poca o ninguna motivación? Sería genial que lo compartieras con nosotros para conocer nuevas formas de recuperar las ganas de seguir peleando por nuestro negocio.